Como validar la arquitectura de tu aplicación